7 razones para ser adicto a The Big Bang Theory

22 de agosto 2012
por Rodrigo Guendelman.
1.529veces visto

Warner

1. Porque es la serie más brillantemente chistosa de los últimos años. Los cuatro nerds-genios que la protagonizan, Sheldon, Leonard, Wolowitz y Raj, no sólo actúan como los dioses sino que dan vida al brillante guión que desarrolla el equipo de escritores liderado por el director Chuck Lorre.

2. Por Sheldon Cooper, un personaje entrañable. Sheldon, que tiene un CI de 182, no entiende el sarcasmo, es fanático de juegos como Halo y World of Warcraft, no tiene el más mínimo interés en tener sexo y sólo puede sentarse en un lugar específico de su sofá. Un crack.

3: Por los cameos: en la serie han aparecido el actor Charlie Sheen, el físico Stephen Hawking, el co-fundador de Apple, Steve Wozniak; Leonard Nimoy (Spock en la serie “Star Trek”) y Stan Lee (el creador de Marvel), entre muchos otros.

4: Por Penny: Es la típica rubia guapa, boba y bronceada; trabaja de moza en un Cheesecake Factory y no entiende las conversaciones geeks de sus vecinos Sheldon y Leonard. Sin embargo, se las arregla para meterse al bolsillo a los cuatro geniecillos.

5: Por Wolowitz. Es tan lascivo como mamón, un nerd elevado a la quinta potencia. Y suele decir frases muy patéticas cuando trata de seducir a una chica. Su madre aparece como una voz que siempre, pero siempre, lo humilla. Para revolcarse de la risa.

6: Por Amy Farrah Fowler, la “polola” neurobióloga de Sheldon desde la tercera temporada. Raj y Howard la encontraron a través de un sitio de citas en Internet y, apenas se la presentaron a Sheldon, fue pura electricidad entre estos dos hijos del Síndrome de Asperger.

7: Porque The Big Bang permite proyectarse al tipo introvertido, al perno, al macho que no es Alfa. Es la venganza de los nerds. Y, antes que eso, es una clase de cómo hacer una serie sin capítulos mediocres. Aquí no hay grasa, sólo músculo.