Dënver: “Sin internet no existiríamos”

20 de mayo 2013
por Manuel Maira.
1.232veces visto

El dúo de San Felipe está a punto de lanzar su esperado tercer disco. Saldrá a principios de junio, se llamará “Revista de gimnasia” y acá sus integrantes, Milton Mahan y Mariana Montenegro, explican los detalles de ésta, su nueva jugada.

¿Cómo definirían este nuevo disco en cuanto a sonido y estética? ¿Qué cambios sienten respecto a sus discos anteriores?

 -Mari: Es un disco que mezcla sonidos orgánicos con electrónicos, teniendo como referente la música negra setentera. Respecto al anterior, este disco cuenta con una mayor producción, que se nota sobretodo en los arreglos orquestales. En el plano lírico, nos seguimos encontrando con tópicos del “MGG” (disco anterior, editado en 2010) como la playa, la adolescencia y los deportes, pero esta vez fueron tratados con una perspectiva más oscura.

-Milk: Hay una cita que he usado en más de una ocasión que dice “un escritor escribe como puede, no como quiere”, pues bien, siempre he pensado que esto se aplica también en la música, ahora lo que me sucede con este disco es que creo que es el que más se ha acercado a a ese “como quiere”, se me hace que es el álbum que siempre soñé con grabar.

 Al estar en una posición más visible que antes, ¿hay más presión por las expectativas?

-Mari: Ese no es un parámetro bajo el cual basemos nuestra música. Nos tomamos relajadamente las expectativas que puedan existir.

-Milk: Me gusta creer que no hay presión en nosotros respecto a las expectativas, puesto que tenerla para mi sería una visión muy capitalista de la música y trato de limitar mi burguesía en la medida que me es posible. He hecho este disco para mi, para mis pocos buenos amigos y para mi valle, si les gusta a más gente fuera del Aconcagua es algo en lo que prefiero no pensar.

¿Qué tan importante es y ha sido internet en la carrera de Dënver y en la relación con sus seguidores?

-Mari: Todo empezó con Fotolog, luego Myspace, y Facebook, y Twitter y Youtube y Souncloud. Sin las redes sociales, el trabajo de difusión de Dënver habría sido mucho más difícil. Al mismo tiempo, hubiera sido mucho más difícil insertarse en el circuito musical, al reducirse las probabilidades de conocer a toda la gente que nos ha ayudado y guiado en la producción y en lo musical. 

-Milk: Lo que me gusta de internet es que pareciera que no hay intermediarios, todo es tan absoluto y virtual a la vez que ya no nos separa más que un solo paso de lo que sea que queramos, así hemos planteado siempre nuestra música, por ende es casi como que si no hubiese internet no existiríamos, pero puedo ser aún más tajante, puesto que creo que si no existiese internet ni siquiera me gustaría tanto la música.

 ¿Cómo preparan el show en vivo de este disco?

-Mari: Eso es algo que estamos resolviendo en este minuto. Tenemos más que claro que será casi imposible tener en escena a todos los músicos que grabaron, por un tema de dificultades técnicas y de logística. Pero esperamos hacer más de un show que se acerque un poco a esto.

-Milk: Siempre preparamos desde distintas aristas el show, como somos un dúo necesitamos acompañarnos de más gente para llevar al vivo el disco lo más parecido a su grabación, pero a su vez eso de tener que estar siempre buscando la forma de ver cómo planteamos el show es para nosotros la forma de refrescar las canciones tanto para nosotros como para quienes nos han visto en más de una ocasión.

 ¿Qué les gustaría que pasara con este disco? ¿Viajar? ¿Hacer shows más grandes, por ejemplo?

-Mari: Primero, quedar contentos con el resultado. Luego, ojalá llegar a más gente, del país y de todo el mundo. Nos encantaría tocar más en regiones y, por su puesto, viajar a nuevos países y seguir visitando los que ya conocemos.

-Milk: Me gustaría hacer los shows de gala que hacemos en más lugares, en regiones, fuera de Chile, estamos trabajando para eso pero sabemos que no es fácil. También me gustaría que por más producción que haya, es un disco de imágenes, de conceptos, es un disco en que hay tanto que leer como oír.