Este es el día de una modelo durante el NYFW

25 de febrero 2015
por Pia Fouilloux.
537veces visto

Febrero para mí, que trabajo en moda, significa trabajar fines de semana y muchas muchas horas de trabajo extra. Ya les conté en septiembre pasado cómo es estar dentro del NYFW y que aunque muchas me envidian, les cuento que no tiene nada de glamoroso cuando vas a trabajar. Cero tacones, cero look de diseñador: más bien comodidad ante todo.

NYFW_1

Lo que más me gusta de trabajar en el NYFW son los backstages. Puedo ver cómo trabajan los mejores maquilladores del mundo o cómo los hairstylist hacen verdaderas obras de artes. Pero lo que más me gusta es ver a las modelos ahí al natural con una simple batita. Y es que verla lista con esos diseños de miles de dólares y totalmente diferente a verlas entregadas a las manos de los makeup artists.

NYFW_2

Casi siempre, cada vez que puedo la verdad, les hablo. Muchas saben inglés básico y se sienten un poco incómodas con tantas preguntas. Otras en cambio, se instalan conmigo para aclarar todas las dudas que tengo. Y bueno, hoy les quiero contar cómo es un día de una modelo del NYFW.

Alejandra Infante tiene 23 años, vive en NYC y es mexicana. Me cuenta que durante estas semanas de locura, tiene entre 10 y 14 castings diarios “y no siempre te llaman para que desfiles”. Es “casi” una pérdida de tiempo si no fuera porque si no lo hace, no trabaja. “Además tienes que combinar con las pruebas de fitting, de maquillaje, que algún diseñador te quiere conocer antes… es una locura”.

NYFW_3

Cuando conversé con ella, durante el desfile de Rolando Santana, me dijo por ejemplo que se despertó “tarde” porque no tenía un call temprano. ¿Un call? Es cuando tienen que estar en backstage cerca de 3 horas antes de que comience el show. “Hoy, por ejemplo, hice una pequeña rutina de squads y abdominales en la mañana pero es muy difícil seguir una rutina durante estos días”.

“¿Y cuándo comes?” le pregunté. “Siempre tomo de desayuno algo liviano pero mi secreto es tener siempre en mi cartera una manzana, un yogurt o algo para comer cuando pueda”. ¿Les cuento un secreto? Son pocos los shows que les tienen comida y eso lo encuentro, por decirlo de alguna manera decente, inhumano. Aclaro que no fue el caso de este desfile porque incluso había tanta comida que todos los de backstage pudimos sacar algo.

NYFW_4

NYFW_5

Mientras conversábamos de lo mejor, le pregunté qué opinaba de la extrema delgadez que tienen algunas modelos y me encantó su respuesta porque por un lado me dijo que “es a los diseñadores a los que les gusta ese cuerpo tipo gancho que es para colgar la ropa y ya”. Lo otro, es que sí efectivamente hay muchas chicas con problemas alimenticios pero que ahora le parece que está más regulado pues son los medios los más críticos. Pero también hay otra razón: muchas de ellas no tienen problemas de alimentación ni nada por el estilo, son sólo chicas de 14 años que aún no se han desarrollado. “No son todas pero hay y la gente habla de que son anoréxicas y la verdad es que son tan niñas que ni siquiera han desarrollado sus senos”.

Volvamos al punto de cómo es un día de Alejandra. Por ejemplo, hay días en que se despierta a las 4 am porque tiene un call a las 5 am para el show que comienza a las 8 de la mañana y que puede llegar a tener entre 7 y 8 desfiles por días. “A veces llegas tardes y te regañan pero no hay nada humanamente posible que puedas hacer”. Ahí es cuando en un segundo, una modelo tiene a un chico peinándola, a otro maquillándola y a otra pintándole las uñas.

Última pregunta: ¿te regalan muchas cosas? Nada. Yo fui testigo de que fue una de las tantas modelos que llegó tarde a la repartición de esmaltes de uña que la marca auspiciadora comenzó a regalar.

¿Glamour? No mucho la verdad.