Fashion week y la pasarela de la calle

13 de febrero 2014
por Pia Fouilloux.
401veces visto

Es mi tercera semana de la moda que cubro en Nueva York, y lejos, lo más entretenido, es pasearse por los barrios donde se desarrollan los desfiles y ver a la gente que quiere ser fotografiada por algún cool hunter o fotógrafo de street style. Historias tengo para contar por días, pero lo que rescato es que sirve para ver qué tan en sintonía están los diseñadores con la calle. Y este año, puede decir que tan perdidos no andan

.

La semana de la moda neoyorquina aún no termina pero gran parte de lo que vi en los más de seis shows que fui, también lo pude ver en la calle. Y cuando eso pasa, me gusta. Porque creo que la moda es la de la calle, no sólo la que visten las modelos en una pasarela. Así, estos son los tres estilos que más me gustan/he visto por estos días.

Como tendencia, el estilo boyfriend continúa siendo lejos, pero lejos, el protagonista. De hecho, me atrevo a decir que ahora es aún más masculino que el año pasado. Porque ya no son sólo los jeans prestados del pololo, ahora son los abrigos, los beanies y hasta los zapatos. Me gusta porque es más relajado.

En el otro lado de la vereda están las más elegantes. Las que usan botas de montar, de esas que llegan hasta más arriba de la rodilla y se abrigan con pieles. Muchas pieles en tonos marrones y beige. Ellas también se arriesgan con botines de cuero con tacos agujas, aunque cada vez se ven menos.

Y finalmente están las fashion bloggers –porque acá cualquiera se hace llamar fashion blogger- donde el estilo vintage es el que predomina. Cuellos peter pan, polleras hasta la rodillas y mocasines. Siempre en tonos terracotas, café y beige. Las prendas con prints de polka dots son un gran aliado.

En resumen: por fin están desapareciendo los tacos kilométricos. Ya lo dijeron Raf Simons y Karl Lagerfeld en sus propuestas veraniegas que mostraron en París y que incluían zapatillas. Elegantes –y caras- pero zapatillas al fin y al cabo.