Gonzalo Yañez: “Las canciones quedan y las modas pasan”

10 de septiembre 2013
por Manuel Maira.
991veces visto

Si no fuera por su acento, pasaría perfectamente por uno más de la escena local. Gonzalo Yañez es uruguayo y lleva más de la mitad de su vida en Chile. En mayo cumplió 30 años y acumula un currículum de un veterano que podría decir que vivió el trance de una industria musical que protagonizaba la escena local hacia el predominio de la independencia.

Una banda disuelta que se llamaba No Me Acuerdo, fue el principio de una historia de muchas canciones en la radio que acumula cuatro discos como solista y varios hits hechos por encargo para series de televisión como BKN y Amango y para personajes mediáticos como Kel Calderón, María Jimena Pereyra y Denise Rosenthal.

Entre medio, integró las bandas de Pedropiedra y de Jorge González, con quien toca hasta hoy, además de mantener una carrera en solitario que en estos días lo tiene defendiendo su última aventura. “Careta” es el álbum donde Yañez recibió colaboraciones de Gepe, Jorge González, Cecilia Amenábar y Andrés Nüsser de Astro.

¿Cómo sientes que ha cambiado la escena desde que empezaste hasta ahora?

Evidentemente ha habido una gran crisis en la industria discográfica. Lo que ha generado nuevas maneras de hacer las cosas. De una forma más independiente y menos sujeta a la decisión de los sellos. Hoy cualquiera puede grabar en su casa, y subir su material rápidamente. Por lo que hay más variedad, y todo es más libre y artístico, por estar menos sometido al filtro comercial.

 Si tuvieras que describir la propuesta de tu último disco “Careta” ¿cómo lo harías?

Es un disco que propone el desprejuicio total. No hay una línea estilística definida ni mucho menos una intención de estar a la moda, ni alineado a la música que suena hoy. Si bien está cargado a un sonido más tradicional y vintage, cuenta con todo tipo de músicas e influencias, lo que lo pone en un lugar difícil de catalogar, pero muy variado y entretenido de oír. Las letras son bien directas y reflejan una primera etapa de dolor y sufrimiento visceral, y una segunda etapa donde empieza a salir el sol. Es mi mejor trabajo.

¿Qué aportó cada uno de los colaboradores del disco?

Jorge González canta en casi todos los temas, en algunos casos ni siquiera se escucha su voz, pero para mí era importante que se sintiera su vibra. Pedropiedra toco algunas baterías, y canto en “El contestador”, Nüsser canta en “Pájaros de Bolivia” y la Cecilia (Amenábar) canto unos coritos.

 ¿Cómo llegaste a Cecilia Amenábar?

Yo la había conocido pinchando discos en algunas fiestas a las que fui con Jorge González, que también es muy amigo de ella. Su participación en el disco se debió a que yo había invitado a Nüsser al estudio y llegó con ella, lo que fue una gran alegría porque llevaba tiempo sin verla. Y una vez en el estudio a Cecilia le gustaron mucho las canciones y se animó a cantar un poco.

 ¿Qué te ha dejado la experiencia de conocer y trabajar con Jorge González?

¿Qué te puedo decir? Para mi es mi hermano. Va a ser el padrino de mi hijo.

Yo llevo más de 10 años tocando con él y la amistad que tenemos es sagrada. Yo no me acuerdo de que es Jorge González hasta que salimos a la calle y la gente le pide fotos. Para mí es como cualquier amigo. Claro que es un amigo que compuso muchas de las más hermosas y populares canciones de nuestro país, por lo que uno le presta mayor atención cuando habla de música, y también cuando habla de la vida, porque las ha pasado todas.

 ¿Cómo ves la escena actual de la música chilena?

Muy interesante. Y refrescante. Creo que hay algunos artistas que tienen un ángel particular y único, como el Gepe, por ejemplo. También hay muchos que se suben a la ola de un sonido que está de moda y entran en esa camada por acomodo, pero que no llegaran más allá, básicamente porque lo que queda son las canciones y las modas pasan. Se puede ser muy cool pero si tus canciones no traspasan los géneros estamos mal. Es muy fácil agarrar unos sintes, samplear un bombo y una caja rica y copiar el “Corazones” (Los Prisioneros), pero algunos se olvidan de que la gracia de ese disco es que las canciones son perfectas, y la producción solo fue una circunstancia de la época.

Creo que a esta nueva escena le faltan canciones representativas y que trasciendan lo taquilla para pasar al pueblo. Pero habiendo gente como el Pedro(piedra) o Gepe, es solo cosa de tiempo.

 Video “Ser indio” del disco “Careta”

http://www.youtube.com/watch?v=qXyavw3F9iM