La hora de Arcade Fire

Mientras bajan los conciertos en grandes estadios, suben los festivales y conciertos íntimos. Se ha desarrollado tanto y tan rápido nuestra industria de conciertos que tenemos el privilegio de tener en abril a Paul Mccartney tocando dos días seguidos para 10 mil personas en el Movistar Arena. Y no cansa repetir que tenemos el privilegio de tener en Chile a Lollapalooza, un festival del primer mundo, hecho en el fin del mundo.

 

El privilegio de Lollapalooza tiene mucho que ver con la posibilidad de enfrentarse a bandas vigentes y que llegan a Chile en un buen momento. Es el caso de Arcade Fire, un nombre esperado por miles de fanáticos que fantaseaban hace años con tenerlos por acá. Desde los tiempos en que maravillaban al público indie, a la crítica mundial y fans ilustres como David Bowie con sus brillantes primeros discos, “Funeral” (2004) y Neon Bible” (2007).

arcade fire

 

Me tocó verlos en Barcelona en la gira donde promocionaban el “Neon Bible” con el status de la nueva gran promesa/realidad del indie. Los canadienses tocaban en el desaparecido festival Summercase en el Parc del Forum, el mismo lugar que recibe año a año al Primavera Sound. Faltaba para el gran salto de la banda hacia las grandes audiencias pero si nos detuviéramos en ese momento de la historia de Arcade Fire, su show ya era algo grande. Un show donde una numerosa orquesta mezclaba rock con toques medievales para revivir las grandes canciones que tenían sus dos discos editados hasta entonces. Un show envolvente liderado por el intenso Win Butler, que dirigía la orquesta con rigurosidad y mal genio cuando algo no salía como lo había pensado. Un show que cada minutos crecía en esa solemnidad y grandilocuencia que se siente al estar dentro de algo tan grande como una catedral.

 

Años después publican “The Suburbs” (2010), el disco que los llevó definitivamente hacia el mainstream. Muchos que antes no le habían puesto atención, quedan maravillados con Arcade Fire que logran traspasar la barrera del indie con una colección de canciones algo más pop. Nuevamente brillantes.

 

Ahora llegan a Lollapalooza con un cuarto disco en 10 años de recorrido y el mérito de no registrar puntos bajos. Algo más bailables con la producción de James Murphy (LCD Soundsystem), algo más maduros, algo más premiados y reconocidos. Será la primera vez en Chile y sumado a un historial impecable, se hace imprescindible ir a su encuentro en Lollapalooza. Un debut que promete ser ese tipo de conciertos que marcan.

 

Arcade Fire. Domingo 20 horas, Lollapalooza Chile.

#Colaboradores

Cecilia Rivera

Dueña de Chile Momentum. Amante del deporte y la playa.

Daniel Glukman

Panadero & Pastelero. Fundador de Daniel’s Bakery & Cafe

Fiorella Cosignani

Wanderlust, Travel Blogger , Amante del Yoga

Josefina Leniz

Diseñadora, creadora del sitio de moda y estilo de vida Cut y Paste

Julián García-Reyes

Director de Rinoceronte.fm, R.Media y DJ. Ex director de Radio Horizonte

Pia Fouilloux

Periodista viviendo the real NY. No soy fashion, pero me gusta observar.

Rodrigo Guendelman

Comunicador en radio, prensa y televisión.

Virginia de Maria

Chef y creadora del blog www.virginiademaria.cl