La obra chilena que revolucionó la arquitectura latinoamericana

5 de marzo 2013
por Rodrigo Guendelman.
2.910veces visto

Imagínate que en el pasillo de tu edificio se pudiera andar en bicicleta y que cupieran cuatro o cinco ciclistas, uno al lado del otro, paseando sin problemas de espacio. Imagina que en ese mismo lugar pudieras estacionar tu moto afuera de tu departamento. Imagina que se trata de varios edificios iguales y que cada uno tiene esculpida una obra de arte. Ahora deja de imaginar, porque el lugar existe y se llama Villa Portales o Unidad Vecinal Portales (UVP).

@Santiagoadicto

Se trata de una obra arquitectónica única en Latinoamérica y revolucionaria en cuanto a dignidad de la vivienda. En plena comuna de Estación Central, a pasos de la Quinta Normal y al lado de la Universidad de Santiago, la UVP ocupa un terreno de 31 hectáreas, de las cuales más de seis están construidas. En total son 1860 viviendas en 19 blocks, desde casas de uno o dos pisos hasta departamentos simples y dúplex en edificios de entre cinco y siete pisos.

Esta joya de la arquitectura local la diseñó en 1950 la oficina de Carlos Bresciani, Héctor Valdés, Carlos García Huidobro y Fernando Castillo Velasco. Este último el más conocido de todos, pues fue alcalde de La Reina e Intendente de la Región Metropolitana. El encargo lo hizo la Caja de Previsión de Empleados Particulares y la Construcción, que partió en 1954, y terminó doce años después. El objetivo era que unas dos mil familias pudieran acceder a una vivienda más que digna: con espacio, vegetación abundante, catorce plazas, cercanía a sus lugares de trabajo y arte.

@Santiagoadicto

Ahí están, para demostrarlo, los bajorrelieves en hormigón de Ricardo Irarrázabal. Uno en cada block. Una pequeña joya de un gran artista en cada edificio. Vayan a conocerlo. Se llega por General Velázquez, desde donde se aprecia con muy buena perspectiva este increíble lugar que se ha usado como locación para películas como “Kiltro”, protagonizada por Marko Zaror, y video clips como “Promesas” de Los Mono. Un imperdible de Santiago.

@Santiagoadicto