Look natural, cada día más de moda

12 de febrero 2016
por Gap Chile.
190veces visto

La polémica sobre los cánones de belleza y el uso del Photoshop en las campañas de moda vuelve a estar más que nunca sobre la mesa. Victoria’s Secret hace un tiempo se encargaba de poner el debate en la opinión pública tras presentar su nueva línea de lencería bajo el eslogan The Perfect Body, que fue muy criticado en redes sociales. Las quejas motivaron a la firma a cambiar su publicidad, pero esto no hizo cambiar los físicos más “perfectos” del mundo del modelaje en las pasarelas.

6965280-girl-freckles

Algunos estudios apuntan que la belleza “perfecta” incita al consumidor a comprar un producto. No obstante, también hay marcas que demuestran que se puede triunfar sin hacer uso del Photoshop en sus campañas y esto se está haciendo cada día más común en el mundo de la moda. Una de ellas es Dove, pionera en la implementación de una ética publicitaria que muestra mujeres de verdad, sin retoque y que a muchos nos parecía que lucían mucho más saludables e incluso felices que las modelos retocadas con el fin de lucir como objetos de deseo imposibles.

gapfaces

Otra de las empresas en hacerlo  ha sido la firma de lencería AERIE con la campaña “The real you is sexy” en la que las modelos que posan no han pasado por la varita mágica ni el licuado de los procesadores de imagen. Esta marca estadounidense sorprendió a principios de año lanzando al mercado una arriesgada estrategia publicitaria: no retocar ninguna de las fotografías de su catálogo de lencería. La alta aceptación de la gente en internet demostró que el público también ansía campañas que respeten el concepto de “belleza de la calle” y donde se pueda mostrar a las mujeres tal y como son.

aerie-real-2

Por otro lado, famosas mujeres como Kate Winslet, Inma Cuesta, Zendaya, Lorde, Beyoncé y muchas más,  han denunciado públicamente la mutilación, transformación, retoque o manipulación de sus fotografías.  El caso más destacado es el de la neoyorkina Barbie Ferreira, una modelo que ha triunfado oponiéndose a que su imagen sea triturada ni por ni para la moda. Una belleza real, una mujer de verdad.

Puede ser que estemos experimentando un cambio en los cánones de belleza, dejando de lado la delgadez o la obsesión por los cuerpos inalcanzables y dando paso a la naturalidad y la salubridad, de momento este pequeño gesto parece un paso importante para conseguirlo.