Mad Men, el comienzo del final

24 de abril 2015
por Zancada.
287veces visto

Llegó la hora de la verdad para Don Draper. Mad Men, la serie creada por el genial Matthew Weiner (responsible también de Los Sopanos) que nos tiene absortos desde el año 2007 llega a su final este año.

La séptima y última temporada se dividió en dos partes, y ya vamos en la mitad de la segunda, el final es inminente.

madmen1El tiempo también ha pasado en la serie, y lo que comenzó contextualizado en los años 60’s, va va en el comienzo de los 70’s, con todos los cambios y la evolución que eso representa. Partamos por la moda, uno de los atributos más fascinantes de la serie. Los cambios según el estilo de cada uno y especial de cada una de las protagonistas es un deleite. Desde los ceñidos trajes de Joan para trabajar hasta las minis de Megan. Y cómo olvidar la pluma en el sombrero de Don en su llegada a California. La dirección de arte es simplemente impecable.

madmen2Pasamos por momentos históricos como los asesinatos de Martin Luther King y Kennedy y sus repercusiones en el Estados Unidos de la época. Vimos el origen de tantas campañas publicitarias con marcas reales y hemos sido testigos de la impotencia de la mujer al ser discriminada por su género en conversaciones insólitas donde los hombres se dirigen a ellas como un objeto y sin respeto alguno. ¡Qué lucha más grande que quedaba –y queda– por hacer!

madmen3Uno de los personajes que deja más patente el paso del tiempo es Sally, la hija de Don y Betty, que partió siendo una niñita y ahora es una adolescente que se acerca a su vida de adulto, con esa personalidad un tanto oscura y desencantada que innegablemente heredó de su padre. Su relación con ellos está llena de reproches (bien merecidos), y su destino final es algo que inquieta e intriga.

madmen4Peggy, el personaje encarnado por la incredible Elisabeth Moss, es uno de los caracteres más fuertes y entrañables, una mujer que se abrió paso y tomó decisiones porque sabe lo que quiere, y hará lo que tenga que hacer para cumplir sus objetivos, no de una manera ambiciosa y trepadora, sino motivada y talentosa.

La serie ganadora de múltiples reconocimientos, encabezados por los premios Emmy y Golden Globes, llega pronto a su final, programado para el 17 de mayo en Estados Unidos (el show se transite un día después, los lunes en HBO), y aunque queremos saber lo que pasará con el destino de Don, no estamos preparados para el vacío, similar al vértigo de la caída libre de la icónica presentación, que dejará en nuestro corazón televisivo.