Mis cafés favoritos, por Vesta Lugg

30 de julio 2014
por Gap Chile.
808veces visto

Me encanta el café, es por eso que hoy en día, lo tomo por placer. Desde siempre ha estado presente en mi casa, pero no el instantáneo, si no que el de verdad. Para mí, el café es como el vino, tiene historia y técnica. Es por eso que  no hay que tomárselo como cualquier otro paso de tu rutina diaria, o por lo menos eso me enseñaron a mí. Mis papás siendo canadienses, tienen otra cultura entorno al café y lo ven de una forma distinta a como quizás lo ve el resto.

En Toronto, cuando por las mañanas camino hacia mis clases, al gimnasio o simplemente al parque con mi libro, 7 de cada 10 personas van manejando con una taza de café en la mano. Esto suena peligroso, pero creo que es parte da la cultura que tienen en este país. Por esa razón, les dejo mis datos de los 5 cafés más ricos que he encontrado en Toronto.

IMG_20140715_123310

En Bloor Street hay una cafetería media hipster llamada “Green Beanery”. Mi café a elección en este local es el Mocha Capuchino. (Con un shot extra de café, ya que su dulzura me quita un poco el sabor a cafeína.)

También en Bloor Street entre el metro Dufferin y Ossington, se encuentra “Arte Gelato”. En este local paro después de clase a tomar té. Toronto Fog es un resultado de la mezcla de Earl Grey Tea, vainilla y leche de soya.

Cuando no ando con paciencia pero no quiero detenerme en Starbucks a que me cobren una millonada por satisfacer mis necesidades básicas, busco un Second Cup. Es igual el mismo estilo que Starbucks, pero más rico. Aquí me pido un Large Iced Tea, que es básicamente un té helado enorme.

photo

Mi gimnasio está en el centro de Toronto, al lado del Eaton Center. Después de torturarme haciendo ejercicio, paso a Rich Tree Market, que se encuentra en el subterráneo del Eaton center. Aquí me pido un Madagascar Vainilla Mocha, básicamente puro azúcar, pero lo bueno es que es  “orgánico”.

En la esquina de mi departamento hay un Tim Hortons. Si alguna vez han venido a Canadá, saben que este lugar es el paraíso. Todas las mañanas voy con mi amiga Naomi a comprar nuestro desayuno. La tradición: el Café Vainilla Clásico.