Un paseo mortal: los imperdibles del Cementerio General

28 de octubre 2014
por Rodrigo Guendelman.
3.535veces visto

El doctor que llora a su mujer. Se llamaba Alberto Phillips Hunneus, su mujer murió de cáncer en 1952 y él la iba a visitar a su tumba todos los días. Pero cuando se dio cuenta de que había abandonado por completo a sus pacientes, le pidió al escultor José Carocca que lo inmortalizara llorando a su mujer. Hoy, marido y mujer descansan en paz, uno al lado del otro.

gap cementerio 1

El homenaje al General Prats. Esta escultura sobrecoge: es el homenaje del artista Mario Irarrázabal para quien fuera Comandante en jefe del Ejército durante el gobierno de Salvador Allende, así como para su esposa, Sofia Cuthbert. Ambos fueron asesinados el 30 de septiembre de 1974 en Buenos Aires.

gap cementerio 2

gap cementerio 2b

La tumba de Pedro Aguirre Cerda. Apenas se entra al Cementerio General por Avenida La Paz, aparece la majestuosa escultura que hizo Totlila Albert para el ex Presidente de la República. Es de 1950. (2 fotos)

gap cementerio 3

gap cementerio 3 b

El mausoleo más grande del Cementerio.  Le pertenece  a Claudio Vicuña, uno de los hombres más ricos e influyentes políticamente de Chile en el siglo 19. Fue el mismo que se mandó a construir el Palacio de La Alhambra en calle Compañía, pero como el lugar le fue expropiado, decidió que quería pasar la eternidad en un mausoleo que se asemejara en su estilo morisco. Lamentablemente, el terremoto de 2010 lo dañó considerablemente.

gap cementerio 4

gap cementerio 4b

gap cementerio 4c

gap cementerio 4d

La joya de Rebeca Matte. No es la única escultura de Rebeca Matte en el cementerio, pero es la más espectacular y es la que está justo en al mausoleo donde está enterrada.  La hermosa obra de mármol representa a la pareja humana que salió del paraíso y que  fue fulminada por la divina maldición. Atrás está la elegante construcción que permite acceder al mausoleo y cuyas puertas son de mármol tallado. ( 2 fotos)

gap cementerio 5

gap cementerio 5b

La mujer de blanco. Es una de las esculturas más lindas del camposanto y adorna la sepultura de la familia Ahumada Sampaio. Se trata de una mujer que mira hacia el suelo, triste, desamparada. El trabajo en mármol es extraordinario: basta ver los pliegues de la “tela” del vestido. Le pertenece a Guillermo Córdova, quien en 1910 ganó el certamen para la construcción del relieve para el frontis del Palacio de Bellas Artes.

gap cementerio 6

La mujer que oculta su rostro. Otra joya es esta escultura de Marta Lillo González, de 1945, que está en la bóveda de la familia de Alberto Henckel, en el Patio 43. Es una mujer inclinada, con el rostro en sus rodillas, en actitud de dolor.

gap cementerio 7

La bailarina: La gran escultora Marta Colvin realizó esta obra abstracta, llena de movimiento, para la bailarina Isabel Glatzel. Se llama “Danza para tu sombra” y es de 1952. (2 fotos)

gap cementerio 8

La escritora. Marta Brunet fue la segunda mujer en obtener el Premio Nacional de Literatura. Fue en 1961. Sobre una fuente de agua, su amiga Marta Colvin ejecutó una sólida obra en una piedra llamada Toba Roja. Mide tres metros de alto por uno  de ancho. Es de 1978.

gap cementerio 9

El ángel de la muerte. Uno de los gigantes de la escultura chilena, Samuel Román, levantó en 1937 esta obra de más de tres metros de altura en el patio 68. Está hecha de cemento y gradilla y pertenece a la bóveda de la Familia de José Muñoz Hermosilla. Se llama “El ángel de la muerte”.

gap cementerio 10